Skip to content

Exposición a sustancias tóxicas y accidentes de construcción

Aviso por exposición a sustancias tóxicas

Los trabajos de construcción son peligrosos por naturaleza y los accidentes en el lugar de trabajo son comunes. Los sitios de trabajo están llenos de equipos, herramientas y maquinaria que, sin duda, ponen a los trabajadores en situación de riesgo por lesiones por trauma cerebral, lesiones de la médula espinal, accidentes en andamios, accidentes de grúas, fracturas, electrocución y quemaduras. Pero un peligro invisible, la exposición a sustancias tóxicas, también plantea una amenaza a los trabajadores de la construcción de Brooklyn, Nueva York.

Prácticamente todas las obras de construcción son el hogar de productos químicos, compuestos u otros productos que pueden ser tóxicos para los trabajadores. La Administración Federal de Salud y Seguridad Ocupacional creó normas y reglamentos, que han sido adoptados por el Plan Estatal para Seguridad y Salud de Empleados Públicos de Nueva York, en relación con las toxinas que pueden causar daños físicos en ciertos niveles de exposición. Las partes a cargo de una obra de construcción o un trabajo en particular, bien sea el propietario, empleador, los contratistas generales o diversos subcontratistas, son responsables de asegurar que la exposición a materiales tóxicos no supere los límites aceptados y que se encuentren implementados los planes adecuados cuando los accidentes ocurran.

¿Fue víctima de exposición a químicos tóxicas en una obra de construcción?

Si usted o un ser querido estuvieron expuestos a toxinas peligrosas en una obra de construcción en Nueva York y alguien diferente al empleador fue responsable, puede tener derecho a recibir compensación por daños y perjuicios si el tercero se encuentra por fuera del sistema de compensación a trabajadores.

Los abogados para accidentes en el lugar de trabajo en David Resnick & Associates, P.C., tienen capacidades para evaluar demandas por accidentes de construcción y pueden ayudarlo a determinar si la negligencia de un tercero causo o contribuyó a sus lesiones. También podemos ayudarlo si era una persona no empleada que resultó lesionada mientras visitaba una obra de construcción. Llame hoy a nuestra compañía al número 877-815-6053 o utilice nuestro formulario de contacto en línea para una evaluación gratis de su caso.

Ofrecemos nuestros servicios a las víctimas de accidentes de construcción en el Bronx y el toda la ciudad de Nueva York, incluido Manhattan, Queens, Staten Island, Brooklyn y Long Island.

Lesiones De Sustancias Tóxicas

Las estadísticas federales informan que en 2009, 17.320 empleados estadounidenses se expusieron a productos o sustancias químicas que los enfermaron lo suficiente como para perder un promedio de dos días de trabajo.  Solamente en el sector de la construcción, 980 trabajadores sufrieron lesiones laborales no mortales o enfermedades laborales como resultado de la exposición a sustancias químicas durante ese año.

Las toxinas pueden causar daños corporales temporales o permanentes a los trabajadores, ya sea por contacto directo o a través de polvo y gases en el aire. El contacto directo puede causar quemaduras, irritación de los ojos o reacciones alérgicas. La inhalación de sustancias nocivas puede causar dificultad respiratoria o daño neurológico; tal inhalación incluso se ha relacionado con enfermedades mortales, incluidos el cáncer y la enfermedad pulmonar.

Éstos son algunos de los principales culpables de la exposición a sustancias tóxicas en obras de construcción:

  • Asbesto: Hasta que se confirmó como un peligro para la salud, el asbesto era un producto industrial común que se utilizaba en aislamiento, cemento, tejas, baldosas y textiles. Las fibras de asbesto inhaladas pueden causar una condición pulmonar debilitante y crónica llamada asbestosis y una forma rara y agresiva de cáncer de pulmón llamado mesotelioma. También se ha conocido que la sustancia también causa verrugas, que aparecen cuando las fibras de asbesto se alojan en la piel. Aunque muchos países lo han prohibido, el asbesto todavía se encuentra en la actualidad en los entornos residenciales y comerciales, así como también durante las renovaciones de las estructuras más antiguas.
  • Plomo: La exposición al plomo, tal vez el más notorio de los metales tóxicos, es común en los trabajos de construcción que implican la demolición manual, raspado manual en seco, lijado manual en seca, el uso de pistolas de aire caliente, limpieza mecánica con sistemas de recolección de polvo, pintura a pistola, limpieza abrasiva, soldadura, antorcha de corte y la quema con antorcha. El cuerpo absorbe el plomo y lo almacena en los huesos, donde puede ser liberado a la sangre. La sangre que circula por lo tanto puede volver a exponer al plomo diversos sistemas de órganos mucho tiempo después de la exposición inicial. El plomo es una neurotoxina y se asocia con la disminución de la velocidad y la fuerza motriz, y con la condición de muñecas y pies caídos. También se asocia con problemas gastrointestinales y reproductivos, daño renal y anemia. OSHA requiere que los empleadores proporcionen protección respiratoria, ropa de trabajo y equipo de protección, áreas de cambio, instalaciones de lavado de manos, capacitación y vigilancia médica inicial para trabajos de construcción que impliquen la exposición al plomo.
  • Solventes y combustibles: Una cantidad de solventes pueden resultar peligrosos para los trabajadores de la construcción. Un disolvente en particular, llamado Bis (2-cloroetilo) se estima que causa entre 730 y 940 tipos de cáncer por cada 1.000 trabajadores que estén expuestos a él durante toda su vida, según el Fondo de Salud y Seguridad de los Obreros de América del Norte. Bis (2-cloroetilo) se puede encontrar en pinturas y barnices.
  • Asfalto: De acuerdo con OSHA, más de 500.000 trabajadores por año están expuestos a vapores de asfalto, que se utiliza en la pavimentación de carreteras, techos, revestimientos y trabajos en concreto. La exposición a los vapores de asfalto puede causar dolor de cabeza, erupciones en la piel, sensibilización, fatiga, disminución del apetito, irritación de la garganta y los ojos, tos y cáncer de piel.
  • Sílice cristalina: La sílice cristalina es un componente básico de los suelos, la arena, el granito, y de muchos otros minerales. Se puede inhalar en los entornos de construcción cuando los trabajadores parten en pedazos, cortan, taladran o trituran objetos. La sobrexposición puede causar silicosis, una enfermedad pulmonar irreversible y potencialmente mortal. De acuerdo con OSHA, las peores exposiciones ocurren durante la abrasión a chorro con arena para quitar la pintura y el óxido de puentes, tanques, estructuras de hormigón y otras superficies. La exposición a sustancias tóxicas también es posible en los trabajos que implican martillos hidráulicos, perforación de pozos y rocas, mezcla de concreto, perforación de concreto, corte aserrado de ladrillos y de bloques de concreto, apuntalamiento y operaciones de construcción de túneles.
  • Cromo hexavalente (CrVI): Los compuestos de cromo hexavalente se utilizan en tintes, pinturas, tintas y plásticos y como agentes anticorrosivos para pinturas, imprimaciones y otros revestimientos de superficie. También se puede encontrar en las piezas de metal como un revestimiento decorativo o protector. El cromo hexavalente también se puede producir durante trabajos como la soldadura en acero inoxidable o de la fusión de cromo metálico, de acuerdo con OSHA. La exposición a sustancias tóxicas a largo plazo se ha relacionado con la enfermedad pulmonar y el daño a los oídos, nariz y garganta.
  • Formaldehído: Un carcinógeno humano bien conocido, el formaldehido, se utiliza comúnmente en la industria médica. En una obra de construcción, el formaldehido puede encontrarse en tableros de partículas, madera contrachapada y aislamientos de espuma. Incluso la exposición a corto plazo puede ser fatal.
  • Otras fuentes incluyen el moho, el monóxido de carbono, los pesticidas y metales como el mercurio y el manganeso.

demandas por exposición a químicos en el trabajo construcción en Brooklyn

Si usted está viviendo con efectos de la exposición a sustancias tóxicas sostenida a corto plazo o a largo plazo en una obra de construcción de Brooklyn o la ciudad de Nueva York, es posible que un tercero, como un contratista o incluso un fabricante, sea el culpable. Para una consulta gratuita acerca de su lesiones por químicos en el trabajo, póngase en contacto con los abogados para de accidentes de construcción en David Resnick & Associates, P.C., en línea o mediante una llamada al número 877-815-6053.

Resnik
450 7th Avenue Suite 409
New York, New York 10123

Teléfono: 212-279-2000
Gratis: 888-797-0199

HORAS DIRECCIONES

¡Llámenos Ahora para una Consulta Gratuita!

212-279-2000 Trabajando para los Cinco Distritos de la Ciudad de Nueva York